Alfon Libertad

Jornada Internacional de Lucha. Alfon Libertad. Absolución detenidos 14N. Madrid. Plaza de Sol <M> Sol. 28 de Diciembre. 19:00 horasAlfonso Fernández (“Alfon” para familiares, amistades y militancia en general) es un joven de 21 años que el pasado 14 de noviembre decidió participar activamente en el Paro General que estaba convocado. Por la mañana, salió de su casa para incorporarse en los piquetes informativos de su barrio de Vallecas. Cuando había recorrido cierta distancia, fue detenido y trasladado al cuartel de Moratalaz (sede de la Policía Política, llamada actualmente Brigada de Información) donde permaneció dos días, siendo interrogado durante este tiempo. A continuación, fue puesto a diposición judicial en la Plaza de Castilla; y la juez de guardia decretó su ingreso en prisión incondicional -es decir, sin fianza-, siendo trasladado a la penitenciaría de Soto del Real. La magistrada alegaba “Alarma social”, una figura desaparecida de la Ley de Enjuiciamiento Criminal hace tiempo. Este auto fue recurrido pero, para seguir justificando el encarcelamiento de “Alfon”, ahora la titular del Juzgado de Instrucción esgrime el subjetivo “Riesgo de fuga”; cuando tiene un domicilio conocido y un arraigo evidente.
Esta lacerante situación contrasta con la que disfrutan ciertos personajes públicos, como Iñaki Urdangarín (yerno de Juan Carlos de Borbón), que en su proceso ante los tribunales nunca han sufrido la prisión preventiva.
A todo este cúmulo de despropósitos, hay que sumar su clasificación como recluso en régimen F.I.E.S. -Fichero de Internos de Especial Seguimiento-, también conocido como “la cárcel dentro de la cárcel”. Se trata de un sistema de aislamiento en una celda muy pequeña donde se pasa la mayor parte del día, con la única compañía de un par de libros
y muy poca ropa. Las horas de patio son escasas. Las comunicaciones con el exterior son extremadamente limitadas e intervenidas. Los cacheos son sistemáticos y los registros del habitáculo de castigo habituales.
Los traslados de penal son frecuentes, de hecho ahora pende sobre su cabeza la espada de Damocles de una posible deportación a las Islas Canarias. Las denuncias por malos tratos son una constante. Una forma de tortura en toda regla que busca la alienación y sometimiento de la persona presa que la sufre.
Ante este abuso de poder, la Asamblea del CSOA La Morada ha acordado sumarse a las concentraciones previstas para el 28 de Diciembre pidiendo su puesta en libertad de forma inmediata e incondicional, así como a cualquier otra acción que se lleve a cabo con ese propósito. Nos vemos a las 19:00 en Sol.